Buscando en La Palma - Corrupcion en el valle

LA PALMA


El CGPJ se interesa por retrasos judiciales en causas de Tazacorte

El Promotor de la Acción Disciplinaria ha abierto una "información previa" para aclarar las razones objetivas de los retrasos producidos en el juzgado de Los Llanos de Aridane.



V.M., Tazacorte 5/jun/15 01:40


El Promotor de la Acción Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial ha acordado iniciar una "información previa", que así se denomina, para averiguar las razones objetivas relacionadas con el retraso por parte del Juzgado de Instrucción Número 2 de Los Llanos de Aridane en la tramitación de las diligencias previas del procedimiento 222/2008, que afecta a tres suelos en el Puerto de Tazacorte donde el empresario vasco César Gil intentó sin éxito desarrollar proyectos turísticos.

Este procedimiento se inicia para aclarar las razones por las que desde el citado juzgado aún no se ha procedido a la citación para declarar a quienes aparecen imputados en esta causa, a raíz de la denuncia efectuada por parte de agentes del Seprona, que ni siquiera han sido llamados a ratificar o aclarar el atestado en el que ponían en conocimiento del juez la comisión de presuntos delitos.

El Promotor de la Acción Disciplinaria, órgano creado para depurar las responsabilidades en que pudieran incurrir los jueces y magistrados por la posible comisión de faltas disciplinarias relacionadas con la Administración de Justicia y el funcionamiento de los órganos judiciales, abrió la "información previa", con fecha 19 de mayo, tras las alegaciones presentadas por el propio César Gil, quien relata en su escrito que en mayo de 2013 solicitó las declaraciones tanto de los guardias civiles como de los imputados en este procedimiento, lo que, afirma, ha sido reclamado hasta en seis ocasiones por su abogado en los últimos dos años, la última el pasado mes de abril, sin obtener respuesta.

Gil manifiesta ante el CGPJ que "siendo consciente del volumen de trabajo que tiene el juzgado, he esperado un tiempo que considero más que razonable antes de dirigirme a esa institución", pero "ante las dilaciones, que yo considero injustificadas, me veo en la necesidad de presentar queja por la tardanza, que cabe calificar de inactividad". Por ello, pide que se realicen las diligencias que se estimen necesarias "para averiguar si está o no justificada esta tardanza, y se adopten, en su caso, las medidas oportunas para remediarlo".