Buscando en La Palma - Corrupcion en el valle

LA PALMA


El Santander rechaza que Manos Limpias se persone por el desarrollo del Puerto


El banco presentó un recurso en el juzgado capitalino en el que pide que no se acepte la personación de este sindicato en las subastas contra César Gil.


V.Martín, S/C de La Palma 5/nov/14 01:17


El banco Santander presentó el pasado día 29 de octubre un escrito ante el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de Santa Cruz de La Palma en el que solicita al juez que se oponga a la personación del sindicato colectivo de funcionarios Manos Limpias en el procedimiento de ejecución hipotecaria contra la sociedad Business Anglo American Cock SL, con la subasta de propiedades por el impago de un crédito de 1,3 millones de euros que fue solicitado para el desarrollo de proyectos turísticos en el Puerto de Tazacorte.

La junta directiva nacional de Manos Limpias acordó por unanimidad personarse en el procedimiento de ejecución hipotecaria al entender que en el mismo se cometieron irregularidades, hasta el punto de que "se ejecutaron fincas a la carta con la connivencia del secretario judicial". Señala como implicados en este asunto a los propios abogados del banco Santander en La Palma y al adjudicatario de una de las fincas subastadas, entre otros.

El sindicato que lidera Miguel Bernad nombró como abogados para la causa a Ivan Lázaro Laucirica y Carlos Hierro Barañano, del Colegio de Abogados de Bilbao.

La reacción del Santander ante la personación como "acusación popular" de Manos Limpias ha sido inmediata, reclamando al juez que se oponga. Para ello, los letrados de la entidad bancaria exponen que el citado sindicato "no ostenta ni puede ostentar la condición de parte legítima en el presente procedimiento al no haberse dirigido la acción entablada contra el mismo, al no afectarle la decisión pretendida ni ser titular de la relación jurídica u objeto letigioso".

La entidad bancaria entiende que lo único que se pretende es "seguir dilatando y dificultando innecesariamente el curso de las presentes actuaciones judiciales en claro ejercicio antisocial y patente abuso de derecho, denunciando gratuita y reiteradamente hechos que por absurdos son más dignos de verterse en otra palestra que en un escrito dirigido al juzgado".

Los abogados del banco Santander defienden que el sindicato Manos Limpias lo que ha hecho es asumir como propio "sin contrarrestar (se entiende que los letrados quisieron decir contrastar)" un escrito "de César Gil", empresario vasco propietario de la sociedad afectada por la ejecución hipotecaria.