Buscando en La Palma - Corrupcion en el valle

LA PALMA - TAZACORTE


El arquitecto elude el dedo del fiscal: Informo solo sobre urbanismo, sin jurisprudencia


El arquitecto elude `el dedo´ del fiscal: Informo solo sobre urbanismo, sin jurisprudencia


Creado en Martes, 16 Octubre 2018 Escrito por El Time


“Yo me limitaba a informar del planeamiento en vigor. Esas sentencias ni son firmes ni son contra el documento del que yo estoy informando. Si alguien debía tenerlas en cuenta, ese era el jurista”. Esa frase resume el argumento base que marcó todo el interrogatorio del fiscal y los abogados de la defensa al arquitecto municipal de Tazacorte, Rosendo Luis Brito, que se sienta en el banquillo de inculpados junto a los miembros de la junta de gobierno de 2005 por otorgar licencia al edificio de Los Tarajales, en suelo posteriormente declarado o confirmado (esta es la clave del proceso) como no urbano por parte del Tribunal Supremo.

Este martes, junto al alcalde de Tazacorte, Ángel Pablo Rodríguez y el exconcejal de Urbanismo, Juan Miguel Rodríguez, tenía lugar también la declaración del arquitecto. Fue él quien emitió dos informes técnicos que avalaban conceder la licencia urbanística para la construcción del Edificio de Los Tarajales.

El arquitecto municipal basó su defensa en separar las responsabilidades en materia de jurisprudencia y urbanística. Brito manifestó que él, urbanísticamente, obró de manera correcta: “Yo manifesté que ese suelo es urbano en base a los servicios que tiene ese espacio. A fecha de hoy si me piden otro informe, diría lo mismo en base a eso”. A esto añadió que “el jurista municipal tenía su espacio, y que cada uno respetaba el trabajo del otro”.

Brito reconoció que tenía copia de las sentencias previas del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) y del Supremo, a pesar de que en su momento declaró desconocerlas. “Yo entendía la sentencia del 2002 sobre el carácter urbano del suelo, pero las repercusiones de la misma para mí, eran imprevisibles. No vi oportuna la advertencia. Tampoco pienso que tenía que hacerlo hecho” afirmó, añadiendo que confió en el informe que había realizado el jurista, Manuel Roque (ya fallecido).

Ante este hecho, el fiscal destacó la existencia de un reciente informe presentado por el arquitecto, cuyo contenido es mayormente jurídico, cuando había afirmado en reiteradas ocasiones durante su declaración que en 2005 no realizaba este tipo de informes. Algo a lo que Brito respondió que el 99% del texto al que el fiscal se refería “es de la actual jurista municipal, pero sale del ayuntamiento con su firma”.

También se le preguntó por qué en su informe urbanístico no hizo referencia alguna a la servidumbre de protección, respondiendo que “según el planeamiento no se invadía el espacio y no consideró oportuno incorporar que la Audiencia Nacional hubiera establecido la línea de servidumbre en 100 metros”.

“El edificio pone residencial comercial porque así lo decía el PGO en vigor, sobre el que se basa el informe” insistió el arquitecto, defendiendo el carácter urbano del suelo, aún con las limitaciones de la Ley de Costas. “Solo tengo en cuenta la normativa urbanística vigente en 2001 y no la de 2005” recalcó Rosendo Luis Brito.