Buscando en La Palma - Corrupcion en el valle

LA PALMA - TAZACORTE


El notario expulsado de La Palma por Los Tarajales: Mi mujer terminó hundida, no cesó hasta fallecer


El notario expulsado de La Palma por Los Tarajales: Mi mujer terminó hundida, no cesó hasta fallecer


Creado en Martes, 18 Octubre 2018 Escrito por El Time


El exnotario en La Palma, José Domingo Fuentes, expulsado de la Isla por sentencia judicial y marido de una de las piezas claves de la investigación, Juanina González, denunciantes del Caso de Los Tarajales, remarcó en su declaración el sufrimiento derivado de este litigio, “mi mujer terminó hundida y sufriendo, sin parar hasta el día que falleció”.

En su testimonio, el que fuera notario ha relatado detalladamente la historia urbanísitca que llevó a su mujer a denunciar el PGO de la época. Acción que no fue en vano, ya que obligó a desclasificar los cientos de miles de metros cuadrados de suelo urbano “falsos” de las normas Subsidiarias que se aprobaron en sesión plenaria en el año 1998. A pesar del pequeño avance conseguido, posteriormente los mismo suelos pasaron a ser urbanos en el PGO de 2005.

Según relata Domingo Fuentes, “nos acusaron de tener información privilegiada. Ella llevaba sus pleitos -no terminó la carrera de Derecho- y no se los daba a ningún letrado porque no confiaba. Todo ello la llevó a tener que padecer atentados escritos y verbales, e incluso amenazas en el propio municipio de Tazacorte”.

Siguiendo en la línea argumental de la ordenación del territorio, expuso que “todos eran consientes de lo que había. El pleno completo declaró urbanizable industrial en 1987 el suelo de Los Tarajales. ¿Cómo va a ser urbano en 1999 sin haberse ejecutado la condición anterior?”. “Ponen en duda los servicios que decían tener en el suelo de Los Tarajales para declararlo urbano”, sentenciaba el exnotario.

Fuentes aclaró en todo momento su intención de proteger la Isla: “No podíamos permitir que se atacara la esencia agrícola de La Palma. Esta defensa nos llevó a recibir amenazas de varias personas, incluidas el juez de paz de Tazacorte. A todo ello se le suma dos denuncias falsas que recibí por parte de Ulpiano, propietario del Balcón del Puerto y dueño de la empresa constructora Diursa, y de su agente inmobiliario”.

En relación a su mujer, una de las principales denunciantes del caso que se está desarrollando en Los Llanos, dio a conocer que “terminó hundida y sufriendo. No cesó hasta el día que se murió. La mandaron incluso fuera de su Isla. Ha sido todo muy injusto, sobre todo porque defendía el interés general”.

Llegaba el turno del abogado de Rentur, quien atacó a José Domingo Fuentes por su expulsión como notario de la Isla Bonita. Además, lo acusó de que “una vez perdidos los intereses en el suelo de Tazacorte, se manifestó contrario a los mismos”. Y añadió que “al perder en índole personal su actuación profesional, ha generado problemáticas”.

Ante tal acusación, el que fuese notario no negaba intereses en el cine de Tazacorte, en el Charco y en una finca rústica, apostillando que “rescindí por honor”.

En cuanto al planeamieto del año 1973, exponen que no fue publicado, pese a ser aprobado, lo que supone que nunca llegó a entrar en vigor, cosa que reconoció Domingo Fuentes.

Los abogados añadieron que los planeamientos fueron debidamente aprobados por órganos administrativos supramunicipales, no entendiendo la afirmación del exnotario de que estos eran “falsos”.

Posteriormente, le tocó el turno a los abogados del consistorio bagañate, quienes comenzaron su alegato subrayando que “ninguna sentencia anula el PGO de 2004. Se declaró la inejecución de la sentencia del Tribunal Supremo por nuevo planeamiento”.

Ante esta afirmación José Domingo recalcó que “la luz del edificio se la aporta un transformador propio, porque no había servicios urbanos. No se ejecutó el proyecto de urbanización, por lo que el PGO no se ajusta a la realidad”.

Los letrados del Ayuntamiento reiteraron que la sentencia por la que fue inhabilitado surge de la relación de exnotario con Los Tarajales, “sentencia que es firme”. Ante esto, José Domingo volvió a defenderse insistiendo en su defensa del bien común, “soy un canario de pro, por todos lados. Me gustan las plataneras, ¿y dónde estoy? En el ostracismo y fuera del sitio donde he vivido siempre”.