Buscando en La Palma - Corrupcion en el valle

LA PALMA - TAZACORTE


La acusación particular de Los Tarajales pide 8 años de cárcel para todos los inculpados


Inversiones Cock reclama un millón por Los Tarajales
Inversiones Cock reclama un millón por Los Tarajales


Creado en Viernes, 20 Mayo 2016 Escrito por Maikel Chacón eltime.es


Isla Bonita Tazacorte, S.L. e Inversiones Insulares Cock, S.L.U., entidades privadas vinculadas al desarrollo frustrado de varios suelos turísticos en el Puerto de Tazacorte, como parte de la acusación acreditada en el procedimiento judicial del 'Caso Los Tarajales' (222/2008), se han sumado a la solicitud de la Fiscalía para la apertura de juicio oral contra los seis procesados por un supuesto delito contra la ordenación del territorio tras la ejecución de un edificio residencial en suelo no urbano, trasladando su escrito de acusación contra los mismos, en el que solicita un incremento de las penas planteadas inicialmente por el fiscal, que pedía un máximo de 18 meses de prisión y 10 años de inhabilitación para el alcalde.

Desde la acusación particular consideran que procede imponer a los acusados penas que suman 8 años de prisión, en el caso del alcalde, Ángel Pablo Rodríguez Martín, y de todos los responsables de la Junta de Gobierno Local que autorizó la licencia del edificio en 2005, así como al arquitecto municipal que participó en el proceso administrativo. La suma de años se dividiría en 4 años por el supuesto delito contra la ordenación del territorio y otros 4 años por supuesto delito de estafa. Además, piden 10 años de inhabilitación especial para empleo o cargo público. A esto se une una reclamación de multa de 24 meses.

Al igual que el fiscal, la acusación particular exige en su escrito de acusación que se proceda a acordar la demolición del edificio Balcón del Puerto sito en la Avenida El Emigrante nº 10 de El Puerto de Tazacorte, a cargo de los acusados, sin perjuicio de las indemnizaciones debidas a terceros de buena fe entre los que se encuentran las sociedades Isla Bonita Tazacorte, S.L. e Inversiones Insulares Cock, S.L.U. , y, en todo caso, la adopción de medidas cautelares necesarias para la protección del ordenamiento urbanístico del municipio de Tazacorte.

Un millón de euros en daños.

Así, como tercero afectado, reclaman la suma de más de un millón de euros de indemnizaciones por daños y perjuicios, en los que se suman costes de proyectos, honorarios, costas judiciales y gastos generales.

Ese millón de euros, aclaran, “no es más que la suma de los daños directos sufridos, dado que el proyectado hotel por Isla Bonita en la finca Los Tarajales formaba parte de un plan global de inversiones en el que se habían proyectado en la franja costera del puerto de Tazacorte, la construcción de otro hotel de gran lujo y 269 apartamentos de máximo nivel. La no realización de ese gran proyecto de inversión ha supuesto al Grupo de Empresas que lidera Inversiones Insulares unos daños y perjuicios estimados por un perito economista en más de 50 millones de euros”, una candidad que aparece en el escrito de acusación solo a título informativo.

Diursa sabía que era ilegal, por lo que no procede indemnizarla.

La acusación, además, considera que no procede condenar a los acusados a la indemnización que interesa el Ministerio Fiscal a favor de la sociedad Rentur Renta Urbana, S.L, como promotora del edificio. Así, aclaran, “DIURSA era la titular de la finca Los Tarajales, que es el objeto sobre el que se han cometido los presuntos delitos y tenía conocimiento de la situación urbanística irregular del suelo. como lo acreditan las sentencias de la Audiencia Nacional de 6/5/2011, así como las Sentencias del Tribunal Supremo de fechas 3/6/2014 y 6/5/2015”.

“Como consecuencia de ello la sociedad Rentur, Renta Urbana, S.L.U. no tiene la condición de tercero de buena fe, a sabiendas de que no podía realizarse construcción alguna sobre su finca. Sin embargo, solicitó la licencia de obras y tal solicitud la formuló a sabiendas de que la licencia que se le pudiera conceder era ilegal; pese a ello, construyó el edificio a sabiendas igualmente de la ilegalidad de la construcción y de que terminaría siendo demolido. Por ello, no es tercero de buena y no merece se le indemnice por los acusados en cantidad alguna”, reiteran.